Señora mía, Madre mía ayúdame a hacer el bien y tomar las mejores decisiones, tú sabes lo que me ocurre día a día. Guíame para encontrar trabajo y a enfrentar y salir con éxito de los problemas financieros. Madre Santa guía mis pasos para vivir con orden y prosperidad, haciendo lo que agrade a tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo.

Gracias por ayudarme con mis dolores y penas, no me dejes sola. Ayúdame a cuidar a mis padres, dales salud en sus últimos días.

Tú eres la luz de mi vida, guíame y orientame. No me desampares, guárdame bajo tu manto y con tu amor bendice a mi familia.

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios para que seamos dignos de las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Amén

 

Ursula