aunque ya no te vean mis ojos, aunque ya no escuche tu voz, habita tu ternura en mi ser, se que estas aquí…