Gracias mi Virgencita por tu intersección en la búsqueda de un trabajo.  Te entrego la entrevista del proximo lunes para que la lleves a las manos de tu Hijo Jesus, para que si es su voluntad me valla bien.  Amén