Que tu manto y tu luz toquen sus almas, que la vida eterna llegue a cada uno de ustedes y nada ni nadie los detenga. AMEN