Virgencita: me siento muy mal. Ya me van a traer algo para hidratarme; por favor ayúdame. Me siento muy frágil y muy débil. Tengo el estómago inflamado, diarrea y náuseas. Por favor te lo imploro, por favor ayúdame a sanar lo más rápido pronto posible. Necesito tu dulzura, ternura y amor maternal. También te pido por mi familia, en especial mi mamá, mi hermana y mi tía Licha. También te pido por mi papá. Te pido también por las benditas ánimas del purgatorio, especialmente por las que más sufren, por las más abandonadas, por las que no se dirigen oraciones ni tampoco se ofrecen misas de sufragios. Pido también por las benditas ánimas del purgatorio de sacerdotes católicos, religiosos y laicos comprometidos. Pido por las benditas ánimas del purgatorio de mis familiares, amigos, conocidos, bienhechores, intercesores y todos aquellos por quienes debemos amor y oraciones. Imploro perdón y misericordia por todos mis pecados. Imploro también la bendición e intercesión de las benditas ánimas del purgatorio para que yo pueda sanar lo más pronto posible. Pido también por todos los enfermos, en especial enfermos de COVID, cancer, enfermos mentales y enfermos desahuciados y en etapa terminal. Pido también por todas las personas que viven solas y que nadie las procura, las visita ni las asisten. Pido también por todas las personas que se encuentran en situación de calle. Pido también por los discapacitados, agonizantes, presos políticos, presos condenados injustamente, desempleados, viudas, huérfanos, y todos aquellos que se encuentran en una situación de vulnerabilidad. Pido también por las personas que han perdido la fe o bien han renegado de Dios y lo hemos ofendido de palabras o con hechos. Pido también por el Papa Francisco y el Papa emérito Benedicto XVI. Pido también por el Arzobispo Primado de Mexico Carlos Aviar Retes y por el Cardenal Norberto Rivera Carreras. Pido también por los responsables de reactivar la economía mexicana, tanto en la política como en la iniciativa privada, empresarios tanto mexicanos como extranjeros, pero que invierten y generan empleos en Mexico. Pido también por todos los miembros del Opus Dei, Regnum Christi, Franciscanos, Capuchinos, Carmelitas, Benedictinos, Jesuitas, Agustinos, Agustinos recoletos, Dominicos, Salecianos, Lasallistas, Siervos de María, Cruzados de Cristo Rey y Sacerdotes Operarios Diocesanos, tanto vivos como difuntos, en especial quienes más sufren en el purgatorio así como quienes tienen más méritos para ser liberadas. Gracias Virgencita por escuchar mi oración y mis plegarias. Sagrado Corazón de Jesús Misericordioso manso y humilde, haz nuestros corazones semejantes al tuyo. Viva Cristo Rey, Santa María de Guadalupe y Señor San José. Amén.