Amada madre mia, cubre mi familia con tu manto sagrado y libranos de todo mal, de todo peligro y de cualquier persona mal intencionada. Te suplico cuides de mis hijos y alejes de ellos a cualquier persona que me les quiera hacer daño.