POR LA SALUD DE LA FAMILIA DE PAULITA CUZCANO, QUE LA VIRGENCITA CUIDE Y PROTEJA A ARIANITA, ASÍ COMO A  TODOS SUS FAMILIARES Y AMIGOS, Y QUE NUNCA FALTE EL PAN DE CADA DÍA EN NUESTROS HOGARES.