Madre Santísima protege y bendice a mi hija para que sea aceptada en la residencia médica dónde hará su especialidad y pueda seguir cumpliendo con su misión de vida.  Protégela y que al lugar donde vaya siempre esté bajo tu manto Madre Mía.  Gracias Madre Santísima