Queridisima Virgen de Guadalupe, te encargo la salud de mi padre, fiel devoto tuyo. Que su glucosa se estabilice y controle, para que pueda disfrutar de sus últimos años de vida.