Dios misericordioso, te pido que nos cuides y nos protejas durante este año que empieza. A que ni mi esposo Mel, mi mamá Angélica, mi hermano Luis Angel, mi mascota Moe, ni yo nos enfermemos. Protégenos para que mantenernos sanos y líbranos de todo mal cuando tenemos que salir a trabajar y a hacer las diligencias.  Cuida a Mel y a Luis en cada viaje de trabajo que tengan que emprender. Cuídalos y protégelos, Dios mío. Ayúdanos a sobrevivir en este oscuro invierno. Cuídanos y protégenos, Dios mío. Seguiremos trabajando, y haciendo nuestro mejor esfuerzo. Ayúdanos a mantenernos sanos y con bien para seguir adelante y por estar todos juntos de nuevo pronto. Gracias por las bendiciones recibidas, sigo pidiendo por todos, señor. Por mi México. Por Estados Unidos, mi casa. Por el mundo entero. Amén.