Madre muchas gracias por tu amor recibido todo el tiempo, te pido que me sigas ayudando a Paola, a Bere, David, mi papa y mi mama, la familia de mi papa y mi mama, y mis familiares fallecidos y los de Pao y los que no son nuestros.  Por las personas que no tienen el techumbre, el jergon ni la migajilla de pan.  Por las mujeres obligadas a trabajos que van en contra de la moralidad y generan vicios, por las personas amenazadas y las extorsionadas. Amen, amen.