Dios, con humildad te pido bendigas ese matrimonio de más 33 años consagrados a tu mandamiento, únelos, fortalécelos, santifícalos, es el deseo de su hija Vanesa Marroquín