Virgencita gracias por tanto y protégenos bajo tu manto siempre. ¡Bendícenos!