Madre Mía, Gracias por mantenernos entre tus manos…no nos dejes solos, que sin ti nos perderíamos