Agradecemos Madre Santa, la salud y el trabajo, pero en especial la salud y la vida de nuestro hijo Manuelito. Siguenos cobijando con tu manto, no nos abandones Madre mía.

Familia Coello Castillo (Mérida, Yucatán)