Madre Mía tu sabes mis penas. Las pongo en tus manos.

Gracias Señora.