SANTA MARÍA DE GUADALUPE:

Te suplico humildemente que protejas con tu manto de todo peligro y enfermedad a Mi Mamá: ESTHERCITA y Mi Papá: JOSÉ JESÚS. Concédeles Madre De Cristo y Madre Nuestra; SALUD Y VIDA, para que sigan predicando con su ejemplo La Palabra De Dios y nos guíen por el único camino De La Fé y De La Esperanza en Cristo.

Tu que sientes Maternalmente todos nuestros sufrimientos y esperanzas. Escucha nuestras súplicas, que movidos por el Espíritu Santo enviamos directamente a tu corazón. Abraza, con amor de Madre este nuestro Mundo Humano que te confiamos y consagramos.

MADRE DE CRISTO, que se manifieste el infinito poder salvífico de la Redención, que esto detenga el mal y que de tu Corazón Inmaculado se abra a todos nosotros La Luz De La Esperanza. AMÉN