Morenita de mi corazón, te pido por mi papá, para que algún día regrese con nosotros. Por los sueños de mis hermanos, los de mi mamá y si es posible los míos. Algún día ayudar a alguien solo TÚ sabes que es lo que deseo. Un refugio, un trabajo y si se puede, un buen amor. Gracias por nunca dejarnos solos y perdóname por todas las veces que te he fallado. Gracias por aparecer, me llenaste de tu amor en aquella ocasión cuando mi corazón se rompió, gracias por tanto Morenita de mi vida, de mi corazón, de mis días.  Cuida y llénales de amor y fe a todo aquel en peligro, solo, triste y demás. Permíteme algún día visitarte, sola, con mi familia…te encargo mucho a los perritos de todo el mundo y también a los míos, no se si Blacky este contigo, pero ojala te llene de besos y te persiga como lo hacia con nosotros.