Madre Mía vengo con humildad a pedirte que le des de salud y recuperación a mi cuñada, que es como mi suegra, la quiero mucho y deseo si es tu santa voluntad que regrese a casa recuperada con los que la amamos.