Santa María de Guadalupe, gracias por no soltarlos de tu mano, en especial a la niña Sophia Valentina, confiamos en ti Madre. Aumenta nuestra fe.