Dulce Madre no te alejes, tú viste de mi no apartes, ven conmigo a todas partes y nunca solos nos dejes, ya que nos proteges tanto como verdadera madre, haz que nos bendiga el Padre, el Hijo y el Es Espíritu  Santo, Amén