Que Dios bendiga a todos los desempleados, que les dé fuerzas, fe y esperanza para no caer y seguir luchando en buscar un trabajo y tener salud siempre. Amén