Virgen Santísima:

Hoy es mi santo.

Me muero por tener novia. Pero tal parece que entre más busco, menos encuentro.

Me ilusiono con una persona y termina desilusionándome. Porque es tan difícil encontrar una mujer para mi?

Yo me esfuerzo por vivir la Santa pureza y por vivir conforme a la voluntad de Dios; pero soy hombre, yo NO soy un ángel; tengo un cuerpo, un corazón, sentimientos y sexualidad. Yo NO soy sacerdote, ni tampoco considero que tenga vocación sacerdotal. Si me esfuerzo por vivir la Santa pureza, NO es porque considero que tenga vocación religiosa. Lo hago, o al menos lo intento, porque me interesa recibir la sagrada comunión; porque para mi, lo más importante es estar en contacto, en comunión y en amistad permanente con Jesucristo. Pero mi sexualidad es muy fuerte. Por ello NO tengo vocación ni sacerdotal ni religiosa. La verdad ya no tengo palabras para expresarme y comunicarte cuanta falta me hace tener novia.

En que me estoy equivocando? En qué estriba el obstáculo para que yo pueda tener novia? Porque me niegas mi sexualidad y mi necesidad de amor de pareja?

Necesito la amistad, el amor, el consejo y el consuelo espiritual, psíquico y emocional de Jesucristo, para que sane en mi todo lo que está enfermo y torcido. Necesito experimentar el amor, el abrazo, el perdón, el consuelo, la pureza, castidad, templanza, fortaleza, perseverancia, paciencia, armonía, serenidad, dulzura, cariño, ternura, esperanza  y paz interior y profunda del amor y la misericordia de Jesucristo mi Redentor y Salvador.

Sagrado Corazón de Jesús, manso y humilde haz nuestros corazones semejantes al tuyo; haz mi corazón semejante al tuyo y hazme experimentar cuanto me amas y que verdaderamente has escuchado mi corazón, mi plegaria y mi oración. Amén.