Virgen Santísima: por favor ten piedad y misericordia de mi y de mi familia. Tú eres nuestra mamá del cielo, la mamá del Dios por quien se vive. Por favor, bríndame tu amistad, tu amor, tu cariño, tu ternura, tu bondad, tu belleza, tu sabiduría, tu humildad, tu pureza, tu castidad, tu templanza, tu fortaleza, tu perseverancia, tu paciencia, tu armonía, tu paz, tu misericordia y tu consejo. Si no tengo tu omnipotente intercesión, NO soy capaz de avanzar nada, no importa cuanto me esfuerce. Imploro piedad y misericordia. Amén.