Virgen Santísima de Fátima, de Guadalupe, de Lourdes, del Carmen: T e saludo, abatido de cansancio.

Te saludo implorando tu amor, tu cariño, tu consuelo, tu consejo, tu ánimo, tu fortaleza, tu paciencia, tu perseverancia, tu impulso, tu omnipotente intercesión. Necesito un abrazo, un soplo de vida, de ternura, de dulzura, de compasión.

Te pido por mi familia: mi papá, mi mamá, mi hermana, mi tía Licha y mi familia en Chihuahua. Te pido por todas las benditas animas del purgatorio, en especial por las que más sufren, por las más abandonadas, por las que menos ayuda reciben, por las que no se dirigen oraciones ni misas de sufragios, por las que más tiempo tardarán en ser liberadas, por las que murieron sin recibir los Santos sacramentos en el lecho de su agonía, por los que se suicidaron, pero que se salvaron, solo por un acto de tu divina misericordia, por los que murieron ahogados, por los que sus cenizas fueron derramadas en el mar, por los que cuyo principal pecado fue contra la pureza,  por los que vivieron en la envidia, en el rencor, en el resentimiento, en el odio, en la ira, en la desesperación. También te pido por todas las almas del purgatorio, que más méritos tienen para ser liberadas. Pido por las animas del purgatorio de Papas, Cardenales, Obispos, Arzobispos, Monseñores, Sacerdotes, religiosos, consagrados y laicos comprometidos y también por las animas del purgatorio y personas vivas miembros del Opus Dei, Regnum Christi, Franciscanos, Capuchinos, Benedictinos, Carmelitas, Jesuitas, Agustinos, Agustinos Recoletos, Dominicos, Lasallistas, Salecianos, Cruzados de Cristo Rey, Pasionistas, Moralistas, Siervos de María, hermanos de San Juan y Sacerdotes Operarios Diocesanos, especialmente de la Parroquia de Fátima. Pido por la paz en México y en todo el mundo. Pido por las almas del purgatorio de mis familiares, ancestros, parientes, amigos, conocidos, bienhechores, intercesores, patrocinadores y todos aquellos por quienes debemos amor y oraciones. Amén. Sagrado Corazón de Jesús, manso y humilde, haz nuestros corazones semejantes al tuyo. Amén. Maria Regina Pacis, ora pro nobis. Sante Joseph, ora pro nobis, Sante Michael Archangelo, ora pro nobis. Amen.