Te pido por mi hermano para que tu lo llenes de tu luz y de tu sabiduría. Ayudalo a poder seguir tus caminos, ayúdalo para que el ayude a sus compañeros y a ese ministerio. Gracias porque tu le diste un amigo muy bueno, que yo espero nunca deje su lado.