Virgencita:

Por favor, protégeme, cuídame, amparadme, aconsejarme y liberadme del yugo del pecado. Reivindicame.

Me encantaria tener novia.

Ayudame vivir la santa pureza, la castidad, la templanza, la fortaleza, la resilencia, la longanimidad, la serenidad y todas aquellas virtudes que Dios sabe que necesito: el temor de Dios, un corazón contrito, todos los dones del Espíritu Santo. Amor, esperanza y fe.

Imploro una indulgencia plenaria.

Vida intensa de oración.

Ser un instrumento de paz, de la paz de Jesucristo Nuestro Señor.

Enséñame a interactuar en sociedad. Pureza de corazón, de mente y de alma. Salud mental, emocional, psicológica y espiritual.

Pido por todos los sacerdotes que en el pasado, en el presenten y en el futuro me han administrado y me administraran los sacramentos.

Ayudame a hacer reparaciones de mis pecados.

Pido por las benditas animas del purgatorio, especialmente de mis antepasados, de las almas que mas sufren, de las almas mas abandonadas y que no se dirigen oraciones y misas de sufragio, así como las que mas tardaran en ser liberadas. Por las animas del purgatorio de los sacerdotes católicos, religiosos y laicos comprometidos, así como consagrados. Pido por las almas del purgatorio de mis familiares, amigos, conocidos, bienhechores, intercesores, patrocinadores y todos aquellos por quien debemos amor y oraciones.

Pido por los miembros del Opus Dei, Regnum Christi, Francisacanos, Capuchinos, Benedictinos, Carmelitas, Jesuitas, Dominicos, Agustinos, Agustinos recoletos, Siervos de Maria, Cruzados de Cristo Rey y Sacerdotes Operarios Diocesanos.

Pido por la paz en Mexico y en el mundo.

Pido por el Papa Francisco, por el Papa emerito Benedicto XVI, y por todos los cardenales, obispos, arzobispos, sacerdotes, religiosos, laicos comprometidos y consagrados.

Pido por todas aquellas personas a quienes nos cuesta mucho trabajo vivir la santa pureza, para que Dios Nuestro Señor tenga misericordia de nosotros y nos brinde especiales gracias para que podamos vivir la santa pureza.

También imploro misericordia por todas las personas que están en su lecho de agonía, para de con un corazón contrito, se arrepientan y NO se condenen, SINO que se salven. Pido por las benditas animas del purgatorio, cuyo principal pecado fueron pecados de impureza.

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha, se nuestro amparo en contra de la perversidad y acechanzas del enemigo, que Dios lo reprima, es nuestra humilde suplica. Y tu Principe de la Milicia Celestial, con el poder, la gracia y la autoridad que Dios te ha conferido, arroja al infierno a satanas y a todos los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

Señor San Jose, terror de los demonios, guía a nuestras familias, para que en ellas siempre haya amor, unidad, paz, salud física, mental, emocional psicológica, psiquiátrica y espiritual, así como paz, consuelo, protección y alegría. Aleja de mi y de los míos, todo lo que pueda causarnos caño, y guárdame a mi y a los míos, en el Divino Corazon de Jesus, para que cada dia transcurra, como en la casa y el taller de Nazaret.Amén.

Sagrado Corazon de Jesus, manso y humilde, haz nuestros corazones semejantes al tuyo. Amén.

Sagrado Corazon de Jesús, enséñame a platicar y a conversar contigo. Por favor reivindica mi amistad contigo. Amén.