Virgen Santísima de Fátima, de Guadalupe, de Czestochowa, del Perpetuo Socorro, del Carmen, de Lourdes, de Chiquinquira y de la Paz:

Te saludo Virgen Santísima y te suplico me sanes de todas mis enfermedades: físicas, mentales, emocionales y espirituales.

Me súper encantaría poder tener una novia.

Te suplico me ayudes y nos ayudes a mi familia y a mi a resolver todos nuestros problemas y bendigas nuestras finanzas, negocios y empresas, por favor concédenos tu bendición, misericordia y prosperidad. Guárdanos de todo mal en tu manto amoroso, poderoso, bendito, bondadoso, misericordioso, tierno, dulce, consolador, sanador, reconciliador y maternal.

Que sea yo un hombre feliz y que contagie paz y alegría.

Bendice a México, a todos y cada uno de los mexicanos y también a todos y cada uno de los extranjeros que viven en México, especialmente los que invierten y generan empleos en México.

Pido por todos los responsables de reactivar la economía mexicana; tanto en la política, como en la iniciativa privada; empresarios tanto mexicanos como extranjeros pero que invierten y generan empleos en México.

Pido por todas las ánimas del purgatorio; especialmente las que más sufren, las más abandonadas y por quienes nadie reza ni se ofrecen misas de sufragios; por las que más tardarán en ser liberadas; así como por las ánimas benditas del purgatorio de mis antepasados, familiares, amigos, conocidos, intercesores, bienhechores, patrocinadores y todos aquellos por quienes debemos amor y oraciones. También pido por las benditas ánimas del purgatorio de sacerdotes católicos, religiosos y laicos comprometidos.

Pido por el Papa Francisco y el Papa emérito Benedicto XVI; por todos los Cardenales, obispos, arzobispos, sacerdotes, religiosos y laicos comprometidos; así como por un incremento de las vocaciones sacerdotales, religiosas y laicales.

Pido por la paz en México y en todo el mundo.

Por favor Virgen Santísima, libera y líbranos a todo México del comunismo, de la masonería, del ateísmo, de la santería, de la brujería y de la cultura de la muerte.

Ten piedad y misericordia de México.

Sagrado Corazón de Jesús manso y humilde haz nuestros corazones semejantes al tuyo.

Jesus, José y María, os doy el corazón y el alma mía.

Jesus, José y María, asistidme en mi última agonía.

Jesus, José y María, que descanse con vosotros el alma mía.

San Miguel Arcángel defiéndenos en la lucha, se nuestro amparo en contra de la perversidad y las acechanzas del enemigo; que Dios lo reprima es nuestra humilde súplica. Y tú Príncipe de la milicia celestial, con el poder, la gracia y la autoridad que Dios te ha conferido, arroja al infierno a satanas y a todos los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas.

Amen.

Señor San José, terror de los demonios, guía a nuestras familias para que en ellas siempre haya, amor, unidad, paz, prosperidad, amistad, salud mental y emocional, sabiduría, perseverancia, paciencia, armonía, serenidad, templanza, fortaleza, gozo y alegría. Aleja de nosotros todo lo que nos pueda causar daño; y guárdanos a mi y a los míos, en el Divino Corazón de Jesús, para que cada día transcurra como en la casa y en el taller de Nazaret.

Amen.

O Jesus, who filled your handmaid St Faustina with profound veneration for your boundless Mercy, design, if it be Your holy will, to grant me, through her intercession the grace for which I fervently pray:

 

Share your request…)

 

My sins render me unworthy of your mercy, but be mindful of St Faustina’s spirit of sacrifice and self-denial, and reward her virtue by granting the petition which, with childlike confidence, I present to You through her intercession.

 

 

… St Faustina, Pray for Us …

Amen.

 

Saint Joseph, Terror of Demons,

cast your solemn gaze upon the devil and all his minions,

and protect us with you mighty staff.

 

Your fled through the night to avoid the devil’s wicked designs,

now with the power of God, smite the demons as they flee from you.

Grant special protection, we pray, for children, fathers, families and the dying.

 

By God’s grace, no demon dare approach while you are near.

So we beg of you, always be near us.

Amen.