Suplicante y santa Virgen de Guadalupe, portadora de todo lo bueno, lo santo y lo sagrado, me encuentro ante la necesidad de pedirte sanación por Carlos Figueroa , te ruego le devuelvas su salud, devuelve también su alegría, su tranquilidad y su vitalidad.

Te ruego que mientras tu poder sanador devuelve la salud a Carlos, le ayudes a sobrellevar su dolor, su limitación y su frustración.

Venerable y santa Virgen de Guadalupe, así como tu hijo, durante su paso por este mundo, sanó toda clase de enfermedades, suplica también a él para que de la misma manera Carlos alcance por nuestra fe y oración, el milagro de la sanación de su enfermedad, el alivio a sus dolores, el fin de sus penas y el sufrimiento de sus seres queridos.  Ayúdanos a sobrellevar nuestros dolores, los dolores de nuestros seres queridos que están enfermos y sufren el rigor de la postración ante el sufrimiento y la enfermedad; gracias Virgen de Guadalupe, gracias madre suplicante.

Amen.