Virgencita: otra vez vengo a pedir perdón.

Ya no se dónde confesarme.

Me siento de la patada.

Dime dónde me puedo confesar.??

Que puedo hacer con este pecado.?

La soledad me abruma.

Como le puedo hacer.??

Por favor, ayúdame a encontrar la solución.

Ayudame por favor.

Imploro tu amparo y protección.

Ayudame a levantarme.

Necesito salir adelante.

Ayudame, por favor.

Necesito paz y consuelo.

Necesito paz, consuelo, esperanza, reconciliación, perdón y misericordia.

Necesito un corazón contrito.

Por favor tranquilízame, seréname.

Dime que me amas y que NO me vas a abandonar.

Por favor tranquilízame, seréname y muéstrame la ternura, bondad y misericordia maternal.

Imploro ayuda.

Me siento de la patada.

Cubreme con tu manto protector.

Ya NO quiero sentir esta oscuridad y esta angustia que me mata.

Por favor perdóname y por favor tranquilízame y por favor libérame de todo mal.

Me siento de la patada.