Oh Ángel del Señor!, calma mis penas.

 

¡Oh Ángel del Señor!, tráeme consuelo.

 

¡Oh Ángel del Señor!, báñame de luz.

 

¡Oh Ángel del Señor!, cura mi cuerpo.

 

¡Oh Ángel del Señor!, cura mi corazón.

 

¡Oh Ángel del Señor!, cura mi alma.

 

¡Oh Ángel del Señor!, trae hasta mí el milagro, las gracias y bendiciones que tanto espero:

 

Porque tú eres el emisario del Señor mi Dios, tú eres su alabanza, tú compartes con nosotros la creación. ¡Oh Ángel del Señor, fortaleza de Dios! En esta hora aciaga trae los dones del cielo a la tierra y permite que se produzca el milagro.

 

Arcángel San Gabriel, no demores en llevar mi ruego ante su Sagrada Presencia, yo (di tu nombre) te suplico le transmitas mi llamada de auxilio y hagas lo posible para que pueda recibir el milagro que tanto preciso en mi vida y así alcanzar la felicidad terrena que tanto deseo.

Tú que eres el portador de las buenas noticias y eres el protector de los hogares, haz que en breve vea solucionados mis problemas.

 

San Gabriel, Arcángel de la pureza, te amo y te bendigo por todo lo que me das, y te doy las gracias por lo que significas para mí, no dejes de guiar los pasos que doy, guarda mis caminos y acompáñame en mi vida que tu protección, patrocinio e intercesiónnunca se alejen de mí, para que sea una buena persona aún en los peores momentos.

 

Yo (di nuevamente tu nombre) te lo agradeceré eternamente y junto a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo y la Santísima Virgen María, que es reina tuya y mía, siempre te llevaré en mi corazón. Así sea.