Por el eterno descanso de María Ernestina Beltrán Álvarez,  que en gloria esté.