Virgencita de Guadalupe, madre del verdadero Dios por quien se vive: Gracias por un día más de vida. Me encomiendo en este día dedicado al Sagrado Corazón de Jesús. Te encomiendo a mi familia: papá, mamá, mi hermana, mi tía Licha y toda mi familia en Chihuahua. Te pido por las benditas ánimas del purgatorio, especialmente por las que más sufren, por las más abandonadas, por las que nadie reza ni se ofrecen misas de sufragios; por las que más tardarán en ser liberadas y por las que más méritos tienen para ser liberadas. Bendícenos en este día. Te pido por la comunidad de la parroquia de Fátima y de San Agustin. También pido por todas las personas que asisten al gimnasio: Lomas Gym, al que asisto con bastante frecuencia a hacer ejercicio. Concédeme tu amor, tú amistad, tu ternura, tu cariño, tu dulzura, tu misericordia, tu consuelo, tu amparo y protección y tú consejo sabio y asertivo. Gracias Virgencita por escuchar mi oración y mis plegarias. Sagrado Corazón de Jesús manso y humilde haz nuestros corazones semejantes al tuyo. San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha, se nuestro amparo en contra de la perversidad y las acechanzas del enemigo, que Dios lo reprima es nuestra humilde súplica; y tú Príncipe de la milicia celestial, con el poder, la gracia y la autoridad que Dios te ha concedido, arroja al infierno a satanas y a todos los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén. Señor San José, terror de los demonios, guía a nuestras familias para que en ellas siempre haya amor, unidad, paz, armonía, prosperidad, amistad, armonía, serenidad, templanza, fortaleza, resiliencia, consuelo, salud, humildad, asertividad, sabiduría, gozo y alegría. Aleja de nosotros todo lo que nos pueda perjudicarnos o hacer daño. Guárdanos en el Divino Corazón de Jesús, para que cada día transcurra como en la casa y en el taller de Nazaret. Amén.