• Por  Antonio Velazquez Rivera  por su eterno descanso su esposa e hijos