Que la santísima Virgen María nos cubra con su manto y no nos desampare.