Madre Santísima mantén bajo tu manto amoroso y protector a todas las personas por quienes te suplico cada noche … guíanos hacia tu Hijo y pídele a Él la misericordia que diariamente necesitamos. Enséñanos su Amor y enséñanos a Amarlo!