En Dios Confiamos, te ponemos en sus manos.

Santa María de Guadalupe, ruega por ella. No temas. ¿No estoy yo aquí que soy tu madre?