Madre Santísima, Madre de Jesucristo y Madre nuestra, cúbrenos bajo tu manto protector.