Padre, cuida de mi hermana, sana su alma, su corazón y su cuerpo. Permite que la veamos gozar en una buena calidad de vida junto con sus hijos. Que su enfermedad si así lo quieras se desaparezca o disminuya su intensidad y pueda llevar una vida normal. Virgen de Guadalupe acompáñala para darle fuerzas e intercede por ella.